Que es la liberación:

La palabra  "Liberación ", es una palabra muy mal entendida o mal interpretada, explicada o aplicada por muchos, hay algunos que creen que la liberación es simplemente  ponerle la mano encima a alguien, dar  2 o 3 gritos y decirle a una entidad, que no es humana, como solemos llamarles un demonio, que salga fuera, por el simple hecho de la realidad de su existencia en esa persona, sin conocer

las puertas que esta persona abrió, para darle lugar a que este demonio entrara, sin considerar los muchos puntos y detalles que  vamos a traer a luz en esta enseñanza. 

Para nosotros la liberación, no es un evento de simplemente echar fuera un demonio, sino mas bien, es un proceso de llevar a una persona de una atadura especifica, al propósito de Dios en su vida, cuando lo creo, llevando a esa persona a una completa libertad.

Cuando una persona esta atada en cualquier tipo de atadura, lo primero que hay que hacer es , iluminar sus tinieblas  Salmo 18: 28-29 Tu encenderás mi lámpara, Jehová mi Dios alumbrara mis tinieblas

Es de vital importancia traerle conocimiento de tal atadura, a la persona siendo ministrada, para llevarla al reconocimiento, a través de la  verdad espiritual  y natural.  

La palabra de Dios es un espejo donde podemos ver la condición en la cual nos encontramos.  La Biblia dice en Mateo 8:16 que Jesús echaba fuera los demonios por la palabra, hay muchos demonios, que al ser identificado, son debilitados y expulsados fuera por la verdad, Juan 8:32  Jesús dijo y conoceréis la verdad y la verdad os hará libre,  note que es el conocimiento, el que produce un reconocimiento en la persona, de su atadura especifica. 

 Para poder continuar con el proceso de la liberación, El segundo paso es, cuando  la persona, reconoce que  esta atada, no importa la atadura que sea, entonces lo  traemos al  tercer  paso, el cual es arrepentimiento y pedirle perdón a nuestro Señor por haber pecado, mencionar el tipo de pecado cometido y ponerlo bajo la sangre de Jesús, esto se hace a través de una oración. Proverbios 28:13 dice: El que encubre su pecado no prosperara, mas el que los confiesa  y se aparta alcanzara misericordia

 Esto es liberación, después del arrepentimiento y  pedir perdón.

 El cuarto paso es recibir el  perdón de Dios y sentirnos perdonados a  través de la sangre de Cristo,   con este paso entra la paz, el reposo  y la certeza de que has  sido perdonado por tu Padre  celestial, eso te pone en un lugar diferente en el mundo espiritual, te reviste con  vestiduras blancas  y ungüento sobre tu cabeza  y  te da la autoridad, el derecho y el poder para confrontar a este  o estos espíritus y renunciar a ellos.

El Quinto paso es cerrar las puertas que se le abrieron a estos espíritus,  para que entrasen, por ejemplo, si alguien le ofendió a usted y usted no lo perdono, aunque, no halla sido culpa suya, usted se hace  vulnerable a una agrupación de espíritus tales  como: falta de perdón, rencor, resentimiento,  raíz de amargura, odio, furia, venganza, y aun siendo la victima, tu vienes a ser prisionero de estos demonios, al abrir la puerta,  por  no perdonar, quebrantaste la ley establecida por Dios la cual dice  Mateo 18:23-35  que si no perdonas a tu hermano sus ofensas, tampoco nuestro Padre que esta en los cielos, nos perdonara a nosotros nuestras ofensas.  

Así es como le das derecho legal a estos  espíritus, por lo tanto si puedes ir y pedir perdón es  recomendable hacerlo, esa es una de las  razones  por la cual decimos que la liberación es un proceso,  y también es necesario, que la persona que esta siendo ministrada rinda su voluntad,  completamente a Jesús.

El Sexto paso es muy importante porque es allí donde debilitamos las garras de estos espíritus y pierden el derecho legal.

Hay personas que han traído mas  problemas y traumas a una persona, al pasarlo por liberación sin tener conocimiento, ni entendimiento de lo que están haciendo y la persona queda mas confundida que antes de pasarla por liberación.  La liberación,  es mas que echar fuera un demonio, esto es una ramificación de la liberación, llamado exorcismo, pero hay  veces que la persona no quiere renunciar a ciertas cosas por causa de conveniencia, o lo que ese espiritu le ofrece, y si es así el demonio no saldrá, porque la voluntad de la persona, no esta rendida a Jesús.

La liberación es una guerra con la verdad, la palabra de Dios, la unción y el discernimiento del Espiritu Santo, ponga atención cristiano cuando se abrasa la verdad, la victoria es obtenida, Jesús dijo,  Juan 8:32 y conoceréis la verdad y la verdad te hará libre, el arma del diablo es la mentira y el engaño.

Hay veces  que un proceso de sanidad tiene que tomar lugar primero,  para restaurar a una persona y que pueda estar preparada para pasar por este proceso, por ejemplo; en el  caso de una niña que fue abusada sexualmente, cuando tenia 5 años por su padre, estos espíritus le hacen pensar, que ella tubo que haber hecho algo malo, para que su  padre le hiciere algo así,  porque todos los padres son buenos, ella siendo  la victima, crece con un espiritu de culpabilidad y tiene una herida que no ha sanado, a esa persona  hay que ministrarle sanidad interior, con la verdad , diciéndole que papa no fue bueno con ella y el no debió de haberle hecho, eso a ella, que ella es la victima, que el tiene la culpa, que ella tiene el derecho de odiarlo, pero que también debe  de perdonarlo, para que su herida sane y quede libre, de esta manera la preparas para la guerra contra los demonios, que la  atormentan, después que la herida  se ha cerrado y sanado De igual manera, la persona que ha sido rechazada, es atormentada por un espiritu de rechazo, falta de amor, frialdad, antes de tratar de echar fuera esos demonios, esa persona esta herida  y hay que ministrarle amor, unión, compañerismo, integrarla a sentirse  querida, amada,  restaurarla primero emocionalmente, para  entonces  llevarla a un exorcismo,  y algunas  veces puede ser, que a  causa del trauma que ha sufrido,  su conciencia se divide, creando  otras personalidades dentro de  ella y muchas veces no tienen conocimiento esto. Hablaremos sobre múltiple personalidades en otro estudio.                                                                                                                           

Séptimo paso  renunciar al espiritu,  tienes que identificarlo por su nombre,  eso es muy importante, muchas veces ellos toman nombre por sus manifestaciones, el nombre identifica específicamente a una persona, si usted llama a una persona dentro de un grupo de gente y le dice, oye tu,  es posible que todos te respondan o que ninguno te responda, pero si le llamas por su nombre, el tal  responderá, no podrá esconderse,  por lo tanto para renunciar al espiritu, usted le dice espiritu de, menciona su nombre renuncio a ti y a todas tus obras, las cuales yo participe, ya Jesús me perdono y todos mis pecados, están cubierto con la sangre de Jesús.

Paso Octavo echarlo fuera, le dices te echo fuera de mi vida,  fuera de mi mente, mi intelecto, fuera de todas las partes de mi cuerpo,  o  donde quiera que usted entienda que halla tenido alojamiento, y  te ordeno que   vallas  a  lugares secos y áridos, en el nombre de Jesús fuera.

Paso Noveno, pedirle al Señor la llenura del Espiritu Santo en todas las áreas donde estos espíritus estuvieron  ya que la Biblia habla en Lucas 11: 24-26 que cuando el espiritu inmundo sale del hombre, anda por lugares  secos, buscando  reposo;

y no lo hallándolo,  dice: Volveré a mi casa de donde salí y cuando llega, la halla barrida y adornada, entonces va, y toma otros siete espíritus peores que el, y entrados, moran allí; y el postrer estado de aquel hombre viene hacer peor que el primero.    

Por eso no podemos darle lugar a estos demonios para que reposen en nosotros, la Biblia dice en Efesios 4:26-27  Airaos, pero no pequéis, no se ponga el sol sobre nuestro enojo (no vayas a dormir sin perdonar o ser perdonado), ni deis lugar al diablo.  Jesús no dijo, que va ha mantener al diablo lejos de ti, dijo: tu no le deis lugar, tu mismo le  das las armas, y le abres la puerta cuando violas las leyes espirituales. 

El ser libre es el principio,  mantenernos libre es el objetivo,  por eso echar fuera demonios y no enseñar a la persona la  razón del  porque ellos tomaron lugar en sus vidas es un peligro muy grande, entonces concluimos diciendo;  que la liberación es mucho mas que un evento, sino mas bien un proceso divino, de amor, enseñar, aconsejar, ministrar, restaurar, sanar, guiar, y por ultimo echar fuera el demonio, y solo tu, lo puede mantener fuera!!!!!!

Si ha sido ministrado, la palabra de Dios dice en Gálatas 6:6 El que es enseñado en la palabra, haga participe de toda cosa buena al que lo instruye. 

Puede enviar una ofrenda para cubrir los gastos de esta pagina en el Web, a la siguiente dirección:

Iglesia Jesús el Libertador: P. O. BOX 527611, MIAMI, FL  33152